HISTORIA

Nace en La Calzada de Oropesa-Toledo-España, el 26 de Agosto de 1.918 y se bautiza el 15 de Septiembre de 1.918 en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, de La Calzada de Oropesa, Provincia de Toledo. Hijo de D. Desiderio Lorente y Francisca Lozano.
Su padre tenía en propiedad una Farmacia en La Calzada de Oropesa.


















Era un hombre de gran fe, honrado a carta cabal y cumplidor fiel de la palabra dada, que valía más que un documento escrito. Tenía una confianza plena en Dios.
Dña. Francisca era una mujer sencilla, llena de una bondad natural, sensible a todo dolor de los demás, delicada, e incapaz de hacer mal a nadie, siendo generosa y magnánima en sus limosnas con los pobres. Fueron siete hermanos Joaquín, Juana, Félix, Almudena, Julián, Josefa y Manolo.

Realiza sus estudios en la Facultad de Farmacia de Madrid, hasta llegar a obtener el Título de Licenciado en Farmacia.                                                                                                          
14 de febrero 1.945. Ingresa en el Seminario de Ávila a los 26 años de edad.

Es ordenado Sacerdote 9 de septiembre de 1.951. 
El 12 de septiembre de 1.951,  elige cantar su Primera Misa Capilla de la Milagrosa del Hospital “Gómez Ulla”, de Garabanchel Bajo, en Madrid ya que allí trabajó tres años y medio, como soldado sanitario, después de incorporarse al ejército el 14 de septiembre de 1.941, siendo destinado a la sala de Dermatología, trabajando con enfermos sifilíticos, todos soldados.

Su sueño dorado de ser Misionero en Hispanoamérica se cumple  29 de julio de 1.952 que viaja con destino a Nicaragua y más tarde a Ecuador.





















En su vida ha dirigido numerosísimos Retiros Espirituales y tandas de Ejercicios Espirituales,  tanto en Nicaragua, Ecuador, Chile, México, Lima,… y España a Religiosas, Religiosos, Sacerdotes, Seglares. Igualmente dando  Catequesis  y  misiones en Nicaragua y Ecuador, pues en su Psicología de “vocación tardía”, pretendía en cada momento de su vida, recuperar el “tiempo perdido”, llegando muchas veces al agotamiento físico y psíquico  por el acelerado ritmo de trabajo que llevaba, por lo que el médico le recomienda, dejar algunas actividades o “un día caerá en la calle”, le dice.

Su labor social es inmensa tanto en Nicaragua como en Ecuador, viviendo y trabajando para los más pobres y humildes, los “Cristos pobres de la tierra”, funda comedores para niños pobres, escuelas, construye una Iglesias, Dispensarios,  donde actúa él mismo como médico poniendo al servicio de los enfermos los conocimientos que había adquirido en su carrera de Farmacia  y en los tres años y medio pasados en el Hospital “Gómez Ulla” de Garabanchel Bajo de Madrid, cuando estaba cumpliendo con el servicio militar.

Funda una Cooperativa de Vivienda “Virgen del Pedestal”. Loja-Ecuador. Un día predicaba una Tanda de Ejercicios Espirituales a caballeros en el Colegio de los Hermanos de la Salle en Loja y allí, en una de las pláticas les dice con claridad: “Nuestras gentes pobres de Loja viven en una sola habitación, con el consiguiente perjuicio humano y moral.

Si ustedes me ayudan económicamente me comprometo a iniciar una cooperativa de vivienda, para ir dando casa a los socios de la misma”. El Señor bendice dicha plática, porque al final de los Ejercicios, uno de los ejercitantes le regala un terreno  y  otros, dinero para que iniciara la Construcción de las casas. Trabajaba él mismo sacando arena y piedra del río y cortando árboles.

Funda la Emisora “Luz y Vida” Además de la intensa actividad apostólica que realiza, dada su facilidad para trabajar en la Radio,  dirigía un programa semanal, titulado “Luz en la Noche”, en la Emisora “Centinela del Sur”, pero empieza a sentir como una voz interior del Señor que le repetía: “Jesucristo necesita una emisora”.




















Compra los Equipos y se hace una realidad el tener una emisora católica donde trabaja  como Director de programación, llevando algunos programas diarios o semanales, transmitiendo la Santa Misa desde la Catedral de Loja, etc. etc. actualmente cuenta con modernísimos equipos. Esta emisora ha sido y es una fuente de “Luz” para muchas personas que viven en el error. Y de “Vida” porque lleva la vida sobrenatural a través de sus programas religiosos.

En Octubre de 1.966 funda la Cooperativa de Ahorro y Crédito. “P. Julián Lorente”. Loja-Ecuador. Un día recibe una carta de los vendedores del mercado de Abastos de San Sebastián, se le nombraba Director Espiritual. Al siguiente día tuvo una reunión, rodeados de todos los alimentos que allí se vendían. Y él, medio en broma y en serio, les dice: “¿Qué desean al nombrarme Director espiritual del Mercado”? “Debo venir todas las mañanas a bendecir los tomates, los plátanos, etc.”?. Ellos le dicen: “No, padrecito, nosotros sabemos que usted ama mucho a los pobres y queremos acogernos, protegernos en usted para que ruegue al Señor por nosotros”.

Él les pregunta: ¿Con qué dinero compráis estos alimentos? Y ellos le contestan que lo adquieren de ciertas personas que les cobraban un interés muy elevado. Entonces se da una palmada expresiva en la frente y les dice: “Ahora sé porqué el Señor os ha inspirado el que me nombréis Director Espiritual del mercado.

Voy a hacer con vosotros una Cooperativa de Ahorro y Crédito”. Y es así como surge la Cooperativa que actualmente tiene alrededor de 50.000 socios y cuenta además  con varias sucursales y con los servicios de Dispensario Médico, Farmacia. Funeraria.

Funda dos Congregaciones de Religiosas:
3 de mayo de 1.953: Misioneras Esclavas del Inmaculado Corazón de María. Managua (Actualmente llamadas Misioneras Catequistas “Lumen Christi”). A los nueve meses de llegar a Managua el Señor le inspira fundar una Congregación de Religiosas. Contaba con un grupo de señoritas, cuya presidenta se confesaba con él. Las reúne a todas, habla con ellas y quedan conformes  con la nueva Congregación, llevando una verdadera vida de comunidad. Escribe los Estatutos, los mismos que son aprobados por el Señor Arzobispo, Monseñor Alejandro González. Les construye un convento en el “Barrio Monseñor Lezcano” para que se dedicasen a dar misiones por los diferentes pueblos y cuidasen de la Iglesia, del comedor, la escuela, Dispensario, etc.























La Congregación crecía en número y calidad, pues se dedicaba a cultivarlas espiritual, y humanamente.

En julio de 1.961, en  una de sus visitas a Managua con el objeto de predicar un mes de Ejercicios Espirituales, se encuentra con la sorpresa  de que el Señor Nuncio Apostólico, Monseñor Portalupi, les ha cambiado de nombre, llamándose “Lumen Christi; les ha dado nuevas Constituciones  y nuevo hábito Religioso.

Ante esta situación no hizo más que sufrir y quedarse callado, pues a quien llamaban el “fundador” no era nada más y nada menos que el Señor Nuncio Apostólico.

El 13 de septiembre de 1.965 funda la congregación de Misioneras Sociales de la Iglesia.

Cuando  era miembro del Movimiento Familiar Cristiano en Quito, Ecuador, junto el resto de los integrantes del Equipo residía en la Casa de las Religiosas del Buen Pastor.
Un día la Madre Provincial, Madre Eucaristía, le comenta brevemente que las Auxiliares del Buen Pastor quedarían anuladas, con motivo de las nuevas orientaciones del Concilio Vaticano II. Él la escucha, pero casi sin darle ninguna importancia.




















Al frente de dichas auxiliares del Buen Pastor, estaba Sor Amada Campos, a la cual conocía y de alguna manera ayudaba espiritualmente. 

Como dejaba de ser Miembro del Movimiento “Por un Mundo Mejor”, se despide de las Religiosas del Buen Pastor, diciéndole a la Madre Eucaristía: “Madre, ignoro dónde me quiere el Señor.

Ciertamente en Ecuador no, por eso le dejo mi maleta para que me la envíe donde yo le indique”. Y el día 24 de diciembre sale con destino a Santiago de Chile, con el objeto de predicar Ejercicios Espirituales a Sacerdotes, Religiosas y seglares.

Terminado su trabajo en Santiago de Chile, viaja a Facatativa-Colombia. Se presenta al Señor Obispo, Monseñor Zambrano, el cual lo nombra Delegado Diocesano de Trabajos Sociales. Pero antes de empezar su trabajo en Facatativá-Colombia debe ir a Nicaragua a dirigir varias tandas de Ejercicios Espirituales en Chinandega, en Granada y en Managua. Aquí recibe la visita de la Superiora de las Religiosas fundadas por él, ya llamadas Lumen Christi, pidiéndole perdón y rogándole que se quedara con ellas, al fin muchas de ellas sabían que él era el Fundador.

Decide quedarse y escribe al Obispo de Ávila, Monseñor Santos Moro Briz, que le autoriza quedarse en Managua. Pero como Dios tiene sus “caminos” tan distintos a los nuestros, cuando iba a formalizar su estancia en Managua, siente una clara voz interior que le dice: “No te quedes en Nicaragua”. Con gran sorpresa del Arzobispo, le dice: “Vengo a despedirme de vuestra excelencia, porque Dios no me quiere en Nicaragua”. Toma el avión y se presenta de nuevo en Facatativá-Colombia, alojándose en casa de sus compañeros sacerdotes.

Se presenta al Señor Obispo y cuando éste le iba a presentar al clero como uno más de sus sacerdotes, le coge por la manga de la sotana y le dice: “Por favor, Señor Obispo, no diga nada, pues tengo que hablar con vuestra excelencia”. Entran al  despacho y le dice: “Siento una voz interior que me dice que vuelva al Ecuador, del cual salí convencido que nunca más volvería.

Si es una tontería mía, antes de una semana estoy de regreso, pero si es de Dios no tengo más remedio que obedecerle”.

Toma el avión y se presenta en la ciudad de Quito, más o menos serian los primeros días del mes de marzo de 1.965. Estaba comiendo, cuando la hermana que le servía le dice que Sor Amada quiere hablar con él. Y él le contesta que cuando termine de comer la espera en uno de los locutorios.

Sor Amada le dice: “Padre, dentro de pocos meses quedaran anuladas las Auxiliares del Buen Pastor”. Él con toda naturalidad y sencillez le contesta: “No se preocupe, formaremos una Congregación Religiosa con ellas”. Ella le miró extrañada.

Pero es entonces cuando  él empieza a comprender la Voz Interior fuerte, que sintió tanto en Managua como en Facatativa, de que volviese al Ecuador. La misma tarde habla con la Madre Provincial, Madre Eucaristía, a la cual le dice lo mismo que a Sor Amada.

Ella levantó sus ojos al Cielo dando gracias porque sus oraciones habían sido escuchadas. Juntamente con la Madre Provincial y Sor Amada Campos reúnen a todas las que componían las Auxiliares del Buen Pastor, les expone la idea de hacer con ellas una nueva Congregación, contestando en su mayoría que sí.

En el locutorio del Buen Pastor le dice a Sor Amada Campos, pero sin ánimo de que pudiese ser una realidad: “Pero usted debe venirse con nosotros. Pues, ¿qué hago yo con ellas?”. A ella no le pareció mal en principio, y pensó posiblemente que le darían permiso sus superiores para ello. El Obispo de Loja, Monseñor Luis Alfonso Crespo, se compromete a darle una casa para las futuras Misioneras Sociales de la Iglesia, en la misma que se instalan el día 13 de septiembre de 1.965. Escribe las Constituciones, las mismas que son aprobadas por el Señor Obispo Monseñor Luis Alfonso Crespo.

Empieza inmediatamente la formación teológica, escriturística, moral y espiritual de las Misioneras Sociales de la Iglesia, con clases diarias. Se ve claramente la ayuda del Señor en todos los sentidos, a pesar de las dificultades, la Obra se ha ido consolidando y creciendo en calidad y en número”.

Leer más en la Autobiografía: “El peregrino del amor que encontró lo que buscaba”.



















Da el remate final a su Autobiografía, escrita en el año 1.988, con estos pensamientos, que demuestran su profunda nostalgia del Cielo.
Así vivía y nada de lo terreno y material le llenaba, pues “Sólo mi Padre Dios me basta para ser feliz”, decía.

Puedo decir con toda verdad: Soy inmensamente feliz, porque la fuente de mi felicidad es Dios y creo amarle como se lo demuestro buscándole con ansia en la soledad, en el silencio y en la oración.




















Me voy liberando de mí mismo a medida que me voy metiendo  más en Dios, y Él me va invadiendo más y más.

Espero, como las Vírgenes Prudentes, mi partida hacia la Casa del Padre, cuando el Esposo venga por mí.

Trato de vivir cada día como si fuese el último de mi vida. Celebro cada Eucaristía como si fuese la última de mi vida. Descanso cada noche en los brazos de mi Padre y me encomiendo a Él con estas palabras: “Yo no sé, Padre mío, si esta noche me presentaré ante ti, pero Tú sí lo sabes. Si fuese esta noche la última de mi vida, sólo te pido que tengas misericordia de mí, porque soy un pobrecito pecador”.

Y así…..

Hasta  que el 9 de mayo de 2.015, a los 96 años de edad, en Plasencia, (Cáceres-España), deja de peregrinar por este valle de dolor y de lágrimas para pasar a la Región de la Vida.

Unos cuántos años atrás escribe y firma su Epitafio:

En 1.985, en un Retiro a Señoras de la Adoración Nocturna, en una Meditación que la titula “Nuestra hermana la muerte”, les dice: …Y finalmente, os voy a decir esto, por si acaso alguna de vosotras esté presente cuando yo muera:

EL GOZO DE MORIR
Cuando te digan que he muerto,
no lo creas, pues la verdad es que he
pasado a la REGIÓN DE LA VIDA.
He terminado mi peregrinación sobre la tierra,
para marchar a la CASA DE MI PADRE.
He dejado de pasar hambre de verdad y de amor,
para pasar al BANQUETE DEL ETERNO AMOR.
He dejado la oscuridad, para pasar a la ETERNA LUZ.
He dejado de guardar los cerdos de mis bajas pasiones,
para pasar a los BRAZOS DEL PADRE.
He dejado, en fin, de ser un posible habitante del Cielo,
para ocupar el sitio que Jesús me ha preparado.
Si te acercas a mí, verás que mis manos están inmóviles;
es porque tengo cogidas las manos de mi Padre Dios.
Verás que mis ojos están cerrados;
es porque los tengo abiertos, mirando sólo el Rostro
infinitamente bello de mi Padre Dios.
Verás que me hablas y no te escucho;
es porque sólo puedo escuchar la Eterna Palabra
que me habla de AMOR.
Verás que mis pies están fijos, parados; es porque
ya han encontrado la verdad y el amor que buscaban,
y ya no tengo que mendigar amor.
Verás que mi corazón se ha parado;
pero, es porque ya ha sintonizado
con el corazón de mi Padre Dios.
En fin, cuando me mires, piensa que estoy absorto,
Estático mirando al que amaba y amaré eternamente,
bebiendo incansable de su fuente inagotable de FELICIDAD.




P. Julin Lorente Lozano
PADRE JULIAN LORENTE LOZANO
FUNDADOR








Todos los Derechos Reservados 2016 www.misionerassocialesdelaiglesia.com
Diseñado y Webmaster: servistream.net